Compartí en redes:


El intendente Jorge Capitanich encabezó este lunes en el Domo del Centenario una reunión con inspectores de tránsito y agentes de la Guardia Comunitaria para articular acciones claves. En el encuentro es estableció sistemas de coordinación y puestos fijos de la Guardia Comunitaria para plazas y espacios públicos, sumar nuevos móviles y ampliar la articulación con la Policía del Chaco.

En lo referente al tránsito se proyecta optimizar los sistemas de control de motos y automóviles, sumar nueva tecnología y verificar el cumplimiento de la normativa vigente de manera de reducir sustancialmente los índices de siniestralidad vial. El intendente destacó que la Guardia Comunitaria tiene actualmente 127 miembros y cuenta con 9 vehículos, a los que se proyecta sumar otras 5 unidades en el transcurso de los próximos 90 días. En el encuentro se definió establecer sistemas de coordinación con puestos fijos de la Guardia Comunitaria en las plazas de la ciudad. Se busca ampliar la cobertura de seguridad en plazas durante las 24 horas e impedir que circulen motos por los corredores internos de las plazas o espacios públicos.

“Establecimos para la Guardia Comunitaria tres consignas básicas: establecer un sistema de puntos fijos de cobertura en plazas y plazoletas públicas de manera de garantizar la seguridad de los ciudadanos; articular un apoyo logístico y operacional para el estacionamiento medido de motos con un modelo cooperativo de cuida-coches; y finalmente establecer que los nuevos móviles que se incorporen a la Guardia Comunitaria tengan un sistema de prevención en coordinación con la Policía del Chaco en las diferentes cuadriculas donde se registran la frecuencia reiterada de delitos”, explicó el intendente.

Tránsito: Sumar tecnología y puestos de control

En lo referente a la articulación de acciones para optimizar los operativos especiales de tránsito, se acordó entre Tránsito y Guardia Comunitaria un sistema de puestos fijos para un más control riguroso del tránsito. En este punto se busca sumar tecnología para optimizar la detección de cruces de semáforos en rojo y el cumplimiento de las normativas establecidas de tránsito.

En este contexto se pretende profundizar el control de los motociclistas, el uso de casco, luces de señalización y la cantidad de pasajeros. En lo que respecta a los automóviles se exige toda la documentación exigida como carnet de conducir, seguro, verificación técnica, cedula verde y el cumplimiento establecido de las normas establecidas. “La meta que perseguimos este año es disminuir los índices de siniestralidad vial y accidentes viales”, dijo el jefe comunal.