Compartí en redes:


Partió desde la ciudadela de Espíritu Santo, Sebastián Caboto, secundado por el capitán Miguel de Rifos, para remontar el Paraná. De este viaje resultó el descubrimiento del Chaco paranaense y, particularmente, del río Bermejo.