El principal banco de Estados Unidos, JP Morgan, ha emitido proyecciones optimistas para la economía argentina, vislumbrando un posible cambio de rumbo para el país en el horizonte de 2025. Según los analistas, tras un período de estanflación anticipado para el presente año 2024, Argentina podría experimentar un notable repunte en su actividad económica.

Las estimaciones sugieren que la actividad económica caerá aproximadamente un 3,6% en el presente año, mientras que los precios al consumidor registrarán un aumento del 200%, mostrando una desaceleración respecto al 211% registrado en 2023, pero aún con un ajuste significativo en los precios relativos.

Sin embargo, la verdadera noticia alentadora podría llegar en 2025, según las predicciones del banco estadounidense. Se espera que, para entonces, bajo el gobierno de Javier Milei, Argentina podría recibir simultáneamente dos noticias positivas: una inflación del 40% y un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) del 5,2%.

Estas estimaciones, más optimistas que el promedio del mercado, indican un posible cambio de tendencia para la economía argentina. Mientras que las expectativas del mercado anticipan un crecimiento económico del 3-4% y una inflación cercana al 60% para el próximo año, según el último relevamiento de expectativas del Banco Central.