El viernes 23 de febrero, el co-responsable del hogar de ancianos llamado Cristo Rey ubicado sobre la Ruta 90 y calle 9 de Julio de la ciudad de San Martín realizó una denuncia que sustrajeron dos tarjetas de débito en el lugar.

Según la denuncia del hombre de 47 años, las tarjetas eran utilizadas y las devolvían a la oficina pero que no tenía ninguna sospecha de la persona responsable y que a su vez, el Hogar no cuenta con cámaras de seguridad.

Es por ello, que el equipo Fiscal N°2 tomó el caso y comenzó las tareas investigativas y lograron identificar a través del análisis de imágenes fílmicas que una mujer de 40 años, que sería empleada del Hogar era la autora del hecho.

Luego, se procedió a la detención de la empleada quien además se le secuestró en su poder dos llaves, una marca Trabex, color dorado y otra marca MRL, color cromado que luego fueron entregadas al denunciante.

Finalmente, conforme a lo ordenado por la fiscalía actuante se notificó situación legal a la empleada.