En un gesto inusual pero ingenioso para adaptarse a la situación económica actual, algunas panaderías han comenzado a ofrecer porciones individuales de la clásica Rosca de Pascua, un panificado tradicionalmente asociado con las celebraciones de Semana Santa. Este cambio responde al intento de hacer frente al impacto de la crisis económica que ha afectado los bolsillos de los consumidores.

Un ejemplo de esta innovadora estrategia se encuentra en una panadería ubicada en el barrio de San Cristóbal, donde el propietario, Omar, ha decidido ofrecer porciones individuales de Rosca de Pascua a un precio más asequible. Según Omar, la iniciativa surgió como respuesta a la caída del poder adquisitivo de los clientes, quienes ahora pueden adquirir una porción de esta delicia por tan solo $300.

"Es una de las novedades. La rosca es la que más sale, pero decidimos empezar a venderla a $300 la porción", explicó el comerciante. Anteriormente, ante la imposibilidad de adquirir una Rosca completa, los clientes eran invitados a probar un pequeño pedazo del producto, pero ahora tienen la opción de comprar porciones individuales.

Esta iniciativa llega en un momento en que los precios de los productos de panadería han experimentado un aumento significativo debido al ajuste económico implementado por el Gobierno. Actualmente, una Rosca de Pascua completa puede costar alrededor de $8000 en su versión simple y $9000 en su versión rellena, lo que hace que la opción de porción individual sea una alternativa más accesible para muchos consumidores.