Compartí en redes:


Organizaban operativos para aparentar eficiencia en la lucha contra el narcotráfico, buscando generar buenas estadísticas, y mostrar acción frente a la inacción deliberada que permitía a las bandas narcotraficantes operar sin control . Dos caras de una misma moneda, según el Ministerio Público Fiscal, que acusó a cinco gendarmes del Escuadrón 1 de Gendarmería Nacional de Sáenz Peña y logró la condena de cuatro de ellos.

El Escuadrón 1 de Sáenz Peña se vio envuelto en un escándalo en 2021, cuando se reveló la existencia de una asociación ilícita que operó desde finales de 2020 hasta septiembre del año en que todo estalló. La banda de narcogendarmes estaba integrada por Raúl Ernesto Scheurman, Julián Matías Morinico, Julio Perdaza y Enzo Aguirre, todos condenados por el Tribunal Oral Federal de Resistencia al ser hallados responsables del delito de asociación ilícita, en concurso real con los delitos de falsedad ideológica (en cinco hechos) e incumplimiento de los deberes de funcionario público, en concurso ideal con el de incumplimiento de la obligación de promover la represión, en calidad de coautores.

El Tribunal Oral Federal, integrado por los jueces Juan Manuel Iglesias, Enrique Bosch y Fabián Cardozo (Misiones), absolvió a Brian Corach por el beneficio de la duda, mientras que sus compañeros fueron condenados a 5 años de prisión en algunos casos y hasta 3 años y 6 meses en otros.

Durante el juicio, con las pruebas y testimonios presentados, y a pesar de la ampliación de la declaración de los imputados, se pudo demostrar la ilegalidad de cinco procedimientos falsos que la fiscalía identificó . En estos operativos se repetían diversos patrones: los mismos actores participaban, se secuestraba droga en todos los casos sin realizar detenciones, se llamaba a patrullas para que colaboraran una vez que los supuestos autores se habían ido y la droga ya estaba abandonada, se utilizaba una "famosa" mochila y una bolsa arpillera, se convocaba a testigos una vez que todo había sido hallado, se removía a personal con experiencia, especialmente en la zona núcleo, y se convocaba a personas sin experiencia, además de amenazar con sanciones a quienes objetaran los procedimientos.

"Tenemos que analizar la cobertura judicial, que era una relación espuria , del jefe y subjefe del Escuadrón con quien era el juez federal en ese momento, el doctor -Miguel- Aranda. Por eso decimos que tenían cobertura, porque todas estas actividades ilícitas terminaban en el juzgado que es donde se tendría que haber profundizado y advertido esto. El doctor Aranda, y esto quiero puntualizarlo, permitía que estas personas no tuvieran consecuencias, de hecho en esta misma causa podemos observar que Aranda, sin ningún tipo de tapujos, intentó desvincular a las dos máximas autoridades del escuadrón en dos oportunidades sin ningún tipo de fundamento", apuntó el fiscal Federico Carniel, durante su alegato de clausura.

Claves para entender la causa

  • El 25 de enero de 2021, en Presidencia Roque Sáenz Peña, se secuestraron 1019 gramos de clorhidrato de cocaína en un procedimiento a cargo del Subalférez Enzo Gabriel Aguirre, junto al Cabo Primero Julián Morinico y el Gendarme Brian Corach. Utilizando una camioneta judicial no identificable, se instalaron en un control en Ruta Provincial 4 y Ruta Nacional 16.
    Durante el operativo, los oficiales observaron a dos motos y tres personas que huyeron al ser iluminadas y recibir la voz de alto. Uno de los fugitivos arrojó una mochila negra que contenía la droga. Sin embargo, los motociclistas no fueron capturados.
    El procedimiento registró inconsistencias, como la división del equipo en dos, dejando a un oficial solo, lo cual está prohibido por directivas de la fuerza. Además, un Sargento testificó que Aguirre le ordenó quedarse en el Escuadrón para apoyar un procedimiento en el que se secuestró aproximadamente un kilogramo de cocaína, sin detenidos. El mismo gendarme señaló que el operativo fue "armado" por Aguirre, Morinico y Corach, y expresó su sorpresa por la actitud despreocupada de los funcionarios y el traslado de personal experimentado, reemplazado por agentes más jóvenes e inexpertos.
  • El 27 de enero de 2021, se secuestraron 1846 gramos de marihuana en Tres Isletas. El procedimiento fue realizado por el Subalférez Enzo Gabriel Aguirre, el Cabo Primero Julián Morinico y el Gendarme Brian Corach, quienes patrullaron en la camioneta "DJ0100" por la Ruta Nacional 95 y caminos alternativos.
    El informe de patrulla n° 25/2021, elaborado por Aguirre, indicaba que habían recibido información sobre una transacción de drogas en la rotonda de Tres Isletas. A las 19:35 hs, observaron una luz de un vehículo que hizo un giro en "U" y fue seguido hasta el paraje "El Boquerón". Allí encontraron una motocicleta caída y paquetes de marihuana.
    Un Cabo Primero en su testimonio afirmó que participó en el procedimiento y vio una motocicleta en la camioneta antes de salir. Dijo que Aguirre, Morinico y Corach colocaron la moto y una mochila con la droga en el lugar, y convocaron a testigos para simular un procedimiento que no había ocurrido. El mismo gendarle señaló que el procedimiento fue "armado" y que el Segundo Comandante Scheurman entregó la mochila con la droga.
  • El 14 de abril de 2021, se secuestraron 1700 gramos de marihuana en Avía Terai. El Subalférez Enzo Gabriel Aguirre, el Cabo Primero Julián Morinico y otra Gendarme realizaron el procedimiento en una camioneta Toyota Hilux, realizando controles en la Ruta Nacional 16 y la Ruta Provincial 27.
    Aguirre reportó que mientras realizaban patrullajes, avistaron dos motocicletas que huyeron al ver las señales de la patrulla. Tras un rastreo, encontraron una mochila con paquetes de marihuana. La Gendarme testificó que Morinico lanzó la mochila al pastizal y que Aguirre la obligó a redactar un informe con hechos falsos.
    Otros gendarmes confirmaron que Aguirre intentó que firmaran actas con información fabricada, negándose ambos, uno añadió que su negativa resultó en su transferencia fuera de la Sección Núcleo. La gendarme que participó también mencionó haber sido contactada por Aguirre para mantener la versión falsa si era llamada a testificar.

  • El 15 de mayo de 2021, en Tres Isletas, se secuestraron 5730 gramos de marihuana en un operativo realizado por una patrulla liderada por un Subalférez. Aunque la Orden de Patrulla n° 237/2021 indicaba que el control debía ubicarse en Avía Terai, se instaló en Tres Isletas debido a información recibida sobre movimientos sospechosos en la zona. Durante el operativo, se hallaron ocho paquetes de marihuana en una bolsa de arpillera. Posteriormente, se descubrió que el Segundo Comandante Scheurman y un Alférez habían plantado la droga para luego simular su incautación. Un Gendarme confirmó esta manipulación, aportando pruebas en forma de videos, fotos y audios.

  • El operativo del 14 de julio de 2021 resultó en el secuestro de 16,768 kilogramos de marihuana en la costa del río Bermejo, cerca de Puerto Lavalle, Chaco. La intervención se inició tras recibir información sobre un posible tráfico de drogas desde Formosa hacia Juan José Castelli, Chaco.
    Durante el operativo, se observó a un individuo huyendo por un área boscosa, mientras emitía sonidos. Tras un rastrillaje, se encontraron dos bolsas tipo arpillera ocultas con 15 paquetes de marihuana. Un Subalférez, Jefe de la Sección Miraflores, recibió instrucciones de permanecer alerta y brindar apoyo tras el hallazgo reportado por un Sargento Primero Noguera. No se logró la detención de ninguna persona en el lugar.

El exjuez Aranda, en el banquillo de los acusados
Enzo Gabriel Aguirre y Raúl Ernesto Scheurmann, también están procesados en la causa contra Aranda ya que presuntamente participaron en una maniobra delictiva para anular un acta de infracción del camión Iveco, perteneciente a EAFA SRL. Este acto habría ocurrido el 12 de junio de 2020, cuando el personal de la Sección Vial "Villa Ángela" de la Gendarmería Nacional, labró el acta debido a la falta de revisión técnica obligatoria del vehículo en la ruta nacional N° 16.

Se alega que, bajo órdenes de Scheurmann y Aguirre, en contra de las normativas establecidas por la Gendarmería Nacional, se anuló esta acta de infracción, presuntamente para favorecer a Miguel Aranda, con quien tenían vínculos relacionados con el ejercicio de sus funciones en el Escuadrón N° 1 "Roque Sáenz Peña".

Raúl Ernesto Scheurmann, Segundo Comandante del Escuadrón Nº 1 "Roque Sáenz Peña" de la Gendarmería Nacional, también se encuentra investigado por presunta sustracción de efectos secuestrados en los depósitos de la fuerza.

Los hechos, que habrían comenzado al menos desde agosto de 2020, implican la desaparición de mercadería que estaba bajo custodia judicial, especialmente cigarrillos secuestrados en procedimientos vinculados a la ley 22.415 sobre contrabando. Esta actividad ilegal habría tenido lugar bajo la supervisión directa de Scheurmann, quien según pruebas documentales y testimonios habría manipulado la gestión de estos efectos para beneficio propio o de terceros.

En el procesamiento, se detalla cómo Scheurmann habría coordinado la incineración y disposición de cigarrillos y otros efectos secuestrados. Según informes periciales, hay comunicaciones fechadas el 30 de agosto de 2020 entre Scheurmann y un Sargento, responsable del depósito judicial, discutiendo la manipulación y la falta de documentación adecuada para la destrucción y donación de estos bienes.

La declaración testimonial de funcionarios judiciales y miembros de la Gendarmería refuerza la hipótesis de que Scheurmann tenía un rol central en estas operaciones irregulares.

Las condenas

  1. Julio César Perdaza, 5 años de prisión
  2. Raúl Ernesto Scheurman, 5 años de prisión
  3. Enzo Gabriel Aguirre, 4 años y 6 meses de prisión
  4. Julián Matías Morinico, 3 años y 6 meses de prisión
  5. Brian Alejandro Corach, absuelto por beneficio de la duda