El lunes amaneció con cielo algo nublado y una temperatura de 23.2°C. La humedad se encuentra en un 90%, con vientos del sector noreste a un kilómetro por hora y una visibilidad normal.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, durante la tarde y la noche podrían producirse tormentas aisladas. La temperatura se mantendrá estable, con una máxima de 30 grados.

Por otro lado, el martes, último día de este fin de semana extendido, también se esperan precipitaciones tanto en la madrugada como por la mañana. Sin embargo, las condiciones mejorarán hacia el mediodía, y la temperatura alcanzará los 27 grados.