En las últimas horas los investigadores llegaron mediante tareas investigativas a un domicilio para llevar adelante una serie de allanamientos y el secuestro de varios teléfonos celulares. Hasta el momento la causa sigue con un detenido pero se desconocen mayores informaciones.

Son horas decisivas para el avance de la causa de Griselda Blanco que fue encontrada sin vida el sábado por su hermano en una casa de calle Juan Pujol.

Desde ese momento por directiva de la Fiscalía se dió intervención a la Policía Federal y que la Policía de Corrientes solo preste colaboración en el caso. Fue así que primeramente, se demoró a su ex pareja y horas posteriores la fiscal ordenó la detención mientras continúa el esclarecimiento de la causa.

Ya en las últimas horas del lunes y martes se procedió a allanar un comercio de las afuera de la ciudad y se secuestró teléfonos y también cámaras de vigilancia. Esto se llegó gracias a las pericias de la policía científica de la Federal y apoyo de la División de Investigaciones de la Unidad Regional.

Con teléfonos y elementos de laboratorio secuestrados, la Policía Federal continúa las tareas esperando nuevos resultados para avanzar en el hecho que hasta ahora tiene un detenido.

La causa sigue avanzando y esperando a las próximas horas para poder tener más precisiones de quien o quienes pudieron ser el autor material de este crimen que tuvo una gran repercusión nacional.