Compartí en redes:


Enrique, un oyente de radio Facundo Quiroga denunció que durante el fin de semana, cuando navegaba en moto de agua por el Río Tragadero, camino a Colonia Benítez, se topó de sorpresa con “tanzas y alambres con anzuelos flotantes, a 50 centímetros del cauce, que cruzaban de orilla a orilla”. Por ello, el vecino alertado por la situación, abrió el interrogante ante la aparente falta de control sobre el río, y la amenaza que significan estos elementos para quienes navegan en canoa, kayak u otras embarcaciones por la zona.