Cada 2 de abril, Argentina se detiene para recordar y honrar el valiente sacrificio de aquellos que lucharon en la Guerra de Malvinas, un conflicto que marcó profundamente la historia del país. Este día, proclamado en el año 2000, es un momento de reflexión nacional dedicado a los veteranos de guerra y a los caídos en el campo de batalla.

La guerra, que comenzó el 2 de abril de 1982, fue un episodio doloroso en el que las fuerzas argentinas se enfrentaron al Reino Unido por el control de las Islas Malvinas. A lo largo de poco más de dos meses, se libraron intensos combates que culminaron con la rendición argentina el 14 de junio del mismo año.

El Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas es mucho más que una fecha en el calendario; es un tributo a la valentía y el sacrificio de aquellos que defendieron la soberanía argentina en las islas. Es una oportunidad para recordar a los que regresaron como veteranos de guerra, así como a los que perdieron la vida en el cumplimiento de su deber.

Las ceremonias y actos conmemorativos, que se realizan en todo el país, son momentos de profunda emoción y reflexión. Familias, veteranos, autoridades gubernamentales y ciudadanos se reúnen para rendir homenaje a aquellos que dieron todo por la patria. Es un día de unidad nacional en el que se reafirma el compromiso con la memoria, la justicia y la paz.